100 ciudades de la Unión Europea comienzan su camino hacia la neutralidad climática y los núcleos urbanos inteligentes

Unión Europa

En Europa, y más concretamente en la Unión Europea, tenemos todo tipo de países muy diferentes entre ellos tanto en cultura como en economía, política o simplemente en costumbres. Esto hace que cada uno afronte el reto de la sostenibilidad de una manera muy diferente. 

Pero lo que está claro es que es necesaria una acción conjunta para que haya coherencia y coordinación, y los países europeos puedan ayudarse entre sí en este objetivo.

Infografia

Y es de esta última misión de la que vamos a hablar.

Los objetivos hasta 2030

El propósito de estas misiones es encontrar una nueva forma de trabajar juntos y mejorar la vida de las personas en la Unión Europea y fuera de ella, haciendo frente a grandes retos en materia de salud, clima y medio ambiente. 

En concreto el objetivo número cinco de contar con 100 ciudades inteligentes y climáticamente neutras en 2030 nace desde la Comisión Europea, porque el 75% de la ciudadanía de la UE vive en zonas urbanas y tiene en cuenta que a nivel mundial las ciudades suponen el consumo del 65% de la energía del planeta y el 70% de las emisiones de CO2.

Por ello plantea que es importante que las ciudades actúen como ecosistemas de innovación para así poder ayudar a todos los demás en su transición hacia la neutralidad climática. 

Todas las ciudades seleccionadas contarán con asesoramiento y asistencia por parte de Net Zero Cities, una plataforma que les ayudará a superar las posibles barreras estructurales, institucionales o culturales para lograr la neutralidad climática y energética en 2030. 

Cuando hablamos de neutralidad climática nos referimos a lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero, es decir, conseguir las misma emisiones (o menores) que las que ya se eliminan de manera natural a través de la absorción propia de nuestro planeta.

placas solares[Foto de Vivint Solar en Unsplash]

Las cien ciudades elegidas proceden de los 27 Estados miembros de la Unión Europea, y se encuentran en países como Irlanda, Alemania, Croacia, Austria, Malta, República Checa, Lituania y España.

Siete son las ciudades españolas para este programa: Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria-Gasteiz y Zaragoza.

Pero además hay 12 adicionales procedentes de países asociados o con el potencial de hacerlo que se han sumado. Ciudades de estados como Albania, Bosnia y Herzegovina o Montenegro. 

Un buen ejemplo de ciudad que participa es la capital de Eslovenia: Liubliana. Esta ciudad es conocida como “la ciudad de los árboles”, y ha recibido en varias ocasiones el título de Planet Earth-Friendly Municipality, la última vez en 2017. Ahora se prepara para continuar en la búsqueda de nuevas soluciones a los retos urbanos que se les presenta.

Slovenia[Ljubljana, Slovenia. Foto de Hasmik Ghazaryan Olson en Unsplash]

Otro caso es el de Vratsa, una ciudad al noroeste de Bulgaria. Para mejorar la economía local, Vratsa fue designada centro digital de la región. Como parte de ese plan, se construyó un centro tecnológico que ofrece clases de tecnología y programación, para los ciudadanos. El hecho de haber sido una de las 100 ciudades elegidas le lleva a una transición más rápida hacia una ciudad inteligente, ya que este es el elemento clave que necesitan para mejorar su economía y la calidad de vida de la población local.

Bulgaria[Vratsa, Bulgaria. Foto de Dannyel Spasov en Unsplash]

Ciudades tan distintas y alejadas entre sí que parecen no tener nada en común, y sin embargo se encuentran en un punto: desarrollar planes estratégicos para lograr la neutralidad climática en todos los sectores.

Pero este proyecto no es solo cosa de los gobiernos de cada ciudad, los compromisos permitirán colaborar con las autoridades nacionales, regionales y de la UE. Pero, sobre todo, contará con la contribución de su propia ciudadanía para cumplir este objetivo.

El contexto

El proceso de conseguir estas 100 ciudades comenzó con una invitación a que, aquellas ciudades interesadas, manifestaran su interés por formar parte de la misión en noviembre de 2021. La convocatoria terminó el 31 de enero de este año, y se presentaron 377 ciudades. 

En la primera fase, una serie de expertos independientes evaluaron cada manifestación de interés y, en un segundo paso, la Comisión aplicó algunos criterios adicionales, de forma que se cumpliera un cierto equilibrio geográfico y que el grupo de ciudades fuera diverso en términos de tamaño, impacto e ideas innovadoras.

Lo han conseguido, y en la actualidad esas cien ciudades seleccionadas representan el 12% de la población de la Unión Europea. Además, estas ciudades no solo se comprometen a tomar medidas de una forma innovadora, sino que cuentan con algunos beneficios: asesoramiento y asistencia a medida, nuevas oportunidades de financiación y de investigación, apoyo a través de una red de contactos nacional, aprendizaje e intercambio de experiencia una ciudades con otras. También ayuda a la hora de conseguir que los ciudadanos tomen decisiones y participen, y, por último, una alta visibilidad.

Unión Europea[Foto de Oliver Cole en Unsplash]

Los siguientes pasos son la puesta en marcha de los compromisos que las ciudades asumieron, contando con una gran cantidad de ayuda por parte de la Unión Europea. 

Para las ciudades no elegidas, la Comisión también está preparando apoyo, por ejemplo a través de la plataforma de misión y las oportunidades de financiación en el marco del programa Horizonte Europa, también encaminado a conseguir ciudades más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email