3 técnicas de automasaje facial que puedes realizar desde casa

técnicas de automasaje facial

Un buen automasaje facial es una técnica que te ayudará a mejorar el aspecto de la piel en tiempo récord. ¿Cómo? Aumentando la circulación sanguínea de tu cara, lo que favorece su elasticidad para reducir arrugas y líneas de expresión. Pero también alivia el estrés y la tensión facial, además, puede ayudar con la desaparición de manchas y de acné. Por esto, hoy te contamos tres técnicas de automasaje facial que puedes hacer cada día desde casa. Verás grandes resultados en poco tiempo, y podrás crear un ritual para ti como un auténtico momento de autocuidado.

masaje facial[Foto de Tara Winstead en Pexels]

Técnica drenaje linfático

Empezamos con la primera de las técnicas de automasaje facial con el propósito de estimular la circulación linfática para reducir la hinchazón y la acumulación de líquidos en el rostro. Es perfecto para que te lo hagas por la mañana después de lavar tu rostro con agua y jabón y ayudándote de unas gotas de aceite o sérum facial. 

Se realiza con movimientos suaves y presiones leves en áreas específicas del rostro, como las mejillas, la frente y el cuello. Te dejamos los detalles del automasaje drenaje linfático:

Comienza haciendo movimientos suaves de estiramiento para calentar los músculos de la cara y frota suavemente las mejillas con las yemas de tus dedos hacia afuera y hacia arriba.

Después, también con las yemas de tus dedos, masajea suavemente las áreas debajo de tus ojos moviéndote hacia afuera usando tus dedos índice y medio. Seguido y usando los mismos dedos, presiona suavemente la zona debajo de tus pómulos hacia afuera.

A continuación, usa de nuevo los dedos para masajear suavemente el área debajo de tu barbilla, moviéndote hacia afuera y hacia arriba y finaliza con movimientos de estiramiento suaves para relajar los músculos del rostro. Realiza cada movimiento seis veces.

técnica facial[Foto de Karolina Grabowska en Pexels]

Técnica de relajación facial 

Esta es una técnica que se enfoca en reducir la tensión y el estrés en la cara mediante movimientos relajantes. Es ideal para que la realices a última hora del día antes de irte a la cama, con el rostro limpio y seco y ayudándote de unas gotas de aceite facial hidratante.

Para este automasaje de relajación facial, comienza por una respiración profunda y lenta, y luego suelta el aire lentamente mientras relajas los hombros. Con las yemas de los dedos, frota suavemente tus mejillas y la frente en un movimiento circular ayudándote del aceite facial. También con movimientos circulares, masajea mandíbulas y cuello.

Con los dedos presiona la frente, entre las cejas, y en las sienes y finaliza con otra respiración profunda, permitiendo que rostro y mente se sientan completamente relajados.

técnica de masaje facial[Foto de Yan Krukau en Pexels]

Técnica de tonificación facial

Este automasaje es para tonificar y fortalecer los músculos de la cara mediante movimientos bastante más vigorosos y con una mayor presión. Es perfecto para reducir las arrugas y las líneas de expresión al mejorar la elasticidad de la piel. Lo ideal es que lo realices entre dos y tres veces por semana.

Para este automasaje comienza con una serie de movimientos para estirar que sean suaves, así calentaras los músculos del rostro haciendo muecas con la boca para fortalecer los músculos de las mejillas y la mandíbula.

Con las yemas de tus dedos, presiona suavemente tus pómulos mientras los levantas hacia las mejillas y usa también tus dedos para levantar las cejas fortaleciendo los músculos de la frente. Hazlo en seis repeticiones.

Luego haz una mueca de sorpresa para fortalecer los músculos debajo de tus ojos y otra mueca de disgusto para fortalecer los músculos de la mandíbula. Repite esto unas seis veces.

Finaliza con unos minutos de respiración profunda y masajea todo el rostro en círculos de manera suave para relajar los músculos del rostro. Recuerda que es importante realizar estos ejercicios con movimientos vigorosos y una mayor presión, pero nada que te cause dolor o molestia.


masajear la piel[Foto de RODNAE Productions en Pexels]

Como ves, puedes realizar varias técnicas y ejercicios, cada uno enfocándose en diferentes beneficios para la piel. Eso sí, recuerda que es importante realizar los automasajes de forma regular para obtener los mejores resultados.

Redacción The Reason Behind

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email