Entrevista a Marisa Selfa, CEO de North Sails

Marisa Selfa

North Sails fue fundada en 1957 por Lowell North, un regatista estadounidense y medallista olímpico. Como también era ingeniero, empezó a construir sus propias velas con el objetivo de que fueran las mejores del mercado. Con el tiempo la compañía viró a productos de todo tipo relacionados con el mar y sus actividades y deportes. En 2021 consiguieron el certificado B Corporation™ y tienen diversas acciones en marcha que han llamado la atención de The Reason Behind.

Liderando la marca encontramos a Marisa Selfa, una auténtica fuente de información sobre retail, ropa, sostenibilidad, mares… que amarró en North Sails en 2020. Marisa lleva toda la vida vinculada al mundo de la moda en puestos directivos y en su currículo vemos marcas como Ecoalf, Timberland, Levi Strauss o Cortefiel. También National Geographic, en donde lideró la división de retail y licencias. 

North Sails

Tenemos delante a una de esas mujeres con las que te quedarías charlando horas y horas. Una auténtica crack de la gestión de empresas de moda. Nos dio unos cuantos titulares. Ya me diréis si he elegido bien.

Para mí ser sostenible no es suficiente, porque significa mantener el planeta como nos lo hemos encontrado y nuestro planeta ya está en negativo

¿Del 1 al 10 cómo de sostenible te consideras? 

Wow. Yo soy muy crítica. Te diría que un 6,5. Soy muy exigente. En mi día a día evidentemente reciclo, compro productos que no lleven plástico en el supermercado… Elijo muy bien las marcas a las que compro y también a las que he dejado de comprar. Sobre todo, a estas últimas. Estoy reduciendo también el consumo de carne roja, aunque no soy vegana. Como producto de temporada. Voy en coche híbrido o eléctrico, pero intento caminar todo lo posible. Vivo en Milán a media hora caminando de mi oficina. 

Soy muy pesada dando datos a la gente de mi entorno para que sean conscientes del impacto que tiene nuestro consumo. Pero creo que podría hacer mucho más, de ahí el 6,5. Mi filosofía es: “no busques la perfección. Porque si todos buscamos la perfección dejamos de hacerlo porque pensamos que lo estamos haciendo regular”. 

Para mí ser sostenible no es suficiente, porque significa mantener el planeta como nos lo hemos encontrado y nuestro planeta ya está en negativo.

No sé si conocéis el Día de la Deuda Ecológica (Overshoot Day), el día en que hemos agotado los recursos naturales del año. El año pasado, fue el 29 de julio, y en 2020 fue el 20 y algo de agosto. Este año -gran shock para mí- en España fue a mediados de mayo. O sea, que ya hemos consumido los recursos naturales de todo un año.

Hay mucho que hacer, pero ese poco que hagamos cada día es mejor que nada.

NORTHSAILS

¿En qué aspecto social / ambiental te has involucrado más y qué crees que te ha llevado a ello?

Estoy bastante involucrada en la formación, dentro del mundo de la moda, a las nuevas generaciones, a nivel mundial. Siempre hablo de reinventar el modelo de negocio. La sostenibilidad va más allá de dejar de comprar algodón virgen. También de los proyectos de la regeneración de los océanos, a través de decisiones que afectan a la empresa. A nivel personal me involucro en proyectos que tiene que ver con mujeres y niñas.

¿Qué actividad te ha hecho sentir orgullosa en ese aspecto?

Hace años trabajé para Timberland. Empecé a trabajar allá por el 2006. En Timberland cada año juntaban entre 350-500 personas para presentar la nueva colección en algún lugar del mundo. El año que os cuento, mi primer año, fue en Italia. Había tres días de trabajo y el cuarto día era el día del voluntariado. Este cuarto día nos llevaron del hotel a una escuela que estaba completamente destrozada. Nos dividieron en equipos y cada uno tenía una responsabilidad para reconstruir la escuela mientras los niños seguían en ella. Mi trabajo consistió en entretener a los niños mientras otros levantaban espacios, pintaban, montaban un parque… Cuando acabamos a las seis de la tarde estábamos todos emocionados. Habíamos conseguido reconstruir la escuela y poner un parque con sus toboganes, etc. Los trabajadores nos sentíamos súper orgullosos con este tipo de acciones. 

NORTHSAILS-SS22

Si tuvieras que elegir una organización benéfica, ¿cuál sería? ¿Cuál es tu referente en el campo de la sostenibilidad?

The Circle. Es una ONG inglesa (¿os acordáis de Annie Lennox?, pues es su fundadora), centrada en los “corrillos” de las aldeas africanas en los que las mujeres hablaban para solucionar los problemas y la organización replica este formato. Nos juntamos mujeres de todo tipo para ayudar a otras mujeres y a niñas.

¿Cuál es el hito más importante de tu empresa en temas de sostenibilidad?

Te voy a decir dos. Uno de negocios. Cuando yo llegué a North Sails la colección tenía un 30% de materiales sostenibles; la temporada siguiente estábamos en un 85% y ahora estamos en un 95% en hombre y en mujer y niños en un 100%. 

A nivel de proveedores hemos tenido que cambiarlos porque igual no tenían los tejidos necesarios. A nivel de márgenes me ha costado un poco no tocar precio… Empezamos por la colección, después operaciones, logística, y tenemos ahora un nuevo modelo de negocio. 

Y el otro hito es el momento en el que decidimos ser la primera marca “Océano Positiva” (Ocean’s Positive) que quiere decir que, como marca, queremos formar parte de la conservación marina. Por eso, además de reducir el impacto de nuestro negocio, nos hemos asociado con los “jardineros de los corales” (Coral Gardeners) cuya misión es restaurar los arrecifes y educar sobre la importancia de los corales para la vida de nuestros océanos. 

Desde sus inicios, han plantado 15.755 corales, 755 en 2021. El objetivo de Coral Gardeners es plantar 1 millón de corales en todo el mundo de aquí a 2025, empezando con 15.000 en los alrededores de Mo’orea, en 2022.     

Según los científicos los corales pueden ser el primer ecosistema que desaparezca en 2025 si seguimos con este nivel de calentamiento de agua y la acidez. Si esto ocurriera, un 25% de la vida submarina desaparecería. El océano nos aporta un 50% del oxígeno que respiramos. Si los corales desaparecen y el océano enferma, nosotros sufriremos las consecuencias seguro.  

océano

¿Cuál es vuestro próximo reto? ¿Cómo lo vais a encarar?

El gran reto es cómo crecemos de una manera sostenible. Tenemos que elegir las batallas, a qué velocidad vamos, dónde invertimos y a qué decimos que no… que es lo más difícil siempre.

En el tema de los océanos surgen muchas oportunidades, alguna de las cuales es muy cortoplacista y un poco oportunista. Tenemos que ser coherentes y que lo que hagamos no sea contradictorio con la misión que tenemos a largo plazo.

¿Qué tareas tenéis pendientes en North Sails?

Estamos desarrollando un plan de acción para conocer nuestra huella de carbono real porque no puedes mejorar hasta que no sepas dónde estás. Es un proyecto a nivel de grupo North Sails, más allá del área de moda. 

moda north sails

¿Cómo motivamos al consumidor para que elija los productos más sostenibles que, a su vez, son más caros? 

Lo importante para mí es que el consumidor entienda el impacto de la compra barata. Te voy a dar un dato: cuando alguien te dice que ha comprado una camiseta por 5€ tiene que saber que el consumo de agua de una camiseta de algodón son aproximadamente 2.500 litros de agua. Esos litros representan el agua que bebería una persona durante 3 años y medio. Sabiendo los problemas de abastecimiento de agua que hay en el mundo, sinceramente, ¿nos vamos a comprar esa camiseta que vamos a usar 3 veces?     

Si pensamos en un pantalón vaquero son 10 años de agua de una persona. Me encantaría que la gente lo supiera porque si lo saben harán una compra más consciente. En el caso de la ropa de algodón reciclado el impacto es mucho menor porque ese algodón ya existía.

Es mejor comprar menos y mejor. Los clientes están cada vez más informados y preguntan en las tiendas. Yo creo que faltan un par de generaciones para cambiar ese chip de comprar ropa nueva cada temporada. Hay datos que dicen que utilizamos solo un 40% de la ropa que tenemos en el armario. Incluso que utilizamos cada prenda de media 7 veces.

Para mí es importante la concienciación del cliente. 

En cualquier caso, nuestra ropa no es más cara que la ropa de algunas marcas que no tienen las mismas exigencias en sostenibilidad…

NORTH SAILS man

En plan Orwelliano, en 2084, ¿cómo te imaginas tu empresa?

Me encantaría que fuera una empresa de referencia en moda sostenible y que nuestros clientes se sintieran orgullosos de llevarla porque es una marca comprometida y que ha tenido un impacto en el planeta y seguirá teniéndolo. Me gustaría pensar que también hemos sido esenciales para los océanos.

Me encantaría no tener que estar hablando de sostenibilidad ni de los corales en peligro de extinción, que la economía circular estuviera tan asentada que la gente pudiera devolver su ropa para que nosotros hiciéramos ropa nueva. Fábricas que no necesitaran nuevo algodón y que existieran materiales nuevos y sostenibles.

Que esta fuera una empresa, además, aspiracional, en donde la gente quiere trabajar. Que esto de lo que estamos hablando en esta entrevista fuera algo normal.

En cualquier caso, el gran cambio, más allá del de la mentalidad de las personas y de las marcas, vendrá con las normativas, con la legislación. Ahí sí que veremos avances importantes. 

Por Gloria Almirall

Top Category Manager de Reasons en The Reason Behind

Experta en Comunicación Corporativa y profesora en ESRP

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email