¿Quieres saberlo todo sobre la nueva Ley de Bienestar y Protección Animal?

La Ley de Protección Animal unifica las diferentes legislaciones autonómicas y recrudece las penas por maltrato, prohíbe el sacrificio de animales sanos, impone un curso formativo para poder tener un perro, regulariza la cría y establece un reglamento sancionador

Ley de Protección Animal

En The Reason Behind te damos todas las claves sobre la polémica Ley de Protección Animal, que aborda de forma directa la tenencia y convivencia responsable con animales.

Los perros, los gatos, los conejos, los hurones o cualquier otro animal de compañía se han convertido ya en un miembro más de la familia. Un apego que abandera la lucha con garras y dientes de los amantes de los animales para salvaguardar los derechos de estos compañeros de vida.

Con todos los objetivos apuntando hacia el maltrato, el abandono o el sacrificio, el Consejo de Ministros dio luz verde el pasado 18 de febrero al anteproyecto de Ley de Protección Animal. Un texto que ha atravesado numerosas revisiones, rozando la paralización, pero que ha acabado saliendo adelante.

La convivencia responsable con animales es la gran protagonista de una ley que unifica las diferentes legislaciones autonómicas y eleva la protección animal a su máximo nivel. Con ello, se busca empatizar con las mascotas para humanizar su tenencia y cuidado. Una norma que ha puesto las cartas sobre la mesa.

Las penas por maltrato animal se recrudecen

El Código Penal será modificado para poder ampliar las penas por maltrato animal, poniendo de manifiesto la repulsa ante estos actos desalmados.

De esta forma, el maltrato que suponga el fallecimiento del animal se castigará con dos años de prisión. De lo contrario, la pena alcanzaría los 18 meses.

No se podrán sacrificar animales sanos

Los últimos días de vida de muchas mascotas están marcados por su sacrificio, es decir, un procedimiento eutanásico que evita el sufrimiento. Sin embargo, esta práctica nunca debería extrapolarse a un animal sano.

Ley de Protección Animal

Para evitarlo, la nueva Ley de Bienestar y Protección Animal prohíbe sacrificar animales de compañía sanos y limita esta posibilidad a cuadros médicos irrevocables.

Si quieres tener un perro, tendrás que hacer un curso formativo

Aún quedan aspectos de contenido por pulir en esta medida, pero todo apunta a que se deberá hacer un curso gratuito, online y sencillo para poder tener un perro.

¿El objetivo? Conocer la responsabilidad que supone cuidar a un animal y las normas cívicas que hay que respetar. Vale más prevenir que curar, y es que, muchas veces, darle a un perro una vida que no merece puede deberse a la ignorancia sobre los aspectos que engloba su tenencia.

No solo los dueños tienen que pasar una prueba, los perros deberán cumplir con los mecanismos de socialización y validación del comportamiento estipulados. Pero las tareas no acaban aquí. La última atañe a la mascota y a su propietario, pues supone estar dentro de un seguro de responsabilidad civil.

Punto y final a la exhibición comercial de animales

Las tiendas de mascotas eran uno de los grandes atractivos de los centros comerciales, pero, con la entrada en vigor de la Ley de Protección Animal, desaparecerán.

Se prohibirá la exhibición y comercialización de animales en estas tiendas con una única excepción: los peces.

El resto de los animales deberán ser obtenidos a través de la persona responsable de su cría o de una Entidad de Protección Animal. Eso sí, no cualquier criadero vale, el elegido deberá estar regentado por personal especializado que será acreditado por un Observatorio de Protección Estatal.

¿Y si mi contacto es un particular? La ley también ha contemplado este caso, debiéndose llevar a cabo una cesión gratuita que debe quedar reflejada por contrato.

Ley de Protección Animal

Tampoco hay que olvidarse de las cabalgatas, los belenes vivientes o las procesiones. Esta nueva ley las tiene muy presentes por el daño que en ellas se le puede causar a un animal. De ahí viene que se prohíba la utilización de caballos, camellos, mulas, ovejas etc. como objeto de espectáculo.

Los “perros peligrosos” ya son historia

A partir de ahora ningún animal será considerado peligroso por su raza y, en el caso de los perros, deberá estudiarse cada caso de forma concreta.

Ley de Protección Animal

Establecimiento de un reglamento sancionador

Con la Ley de Bienestar y Protección Animal se contemplarán multas leves, graves y muy graves según la infracción o delito cometido.

Un castigo que puede ser monetario, llegando a alcanzar, en el peor de los casos, los 600.000 euros, pudiendo llegar a ser incluso inhabilitante. Se puede retirar el animal al propietario e impedir que pueda tener otro por un período de cinco años para infracciones graves y de hasta diez para las muy graves.

Objetivo: 0 abandonos

En nuestro país, según los datos del estudio de Abandono y Adopción 2021 que recoge la Fundación Affinity, se abandonan más de 700 animales al día. Una situación inadmisible que la nueva Ley de Protección Animal quiere atajar penando con una multa o con trabajos en beneficio de la comunidad de hasta 90 días a los infractores.

Además, se les podrá castigar con la inhabilitación para llevar a cabo cualquier tarea relacionada con animales durante un periodo que puede alcanzar los tres años. El abandono de un animal no puede quedar impune y tampoco se puede permitir que esta conducta intolerable se convierta en algo recurrente.

Los espacios cada vez más abiertos a los animales

El texto rompe una lanza en favor de la presencia de los animales en transportes públicos y privados. El sueño de todos aquellos que no tienen coche y no quieren separarse de sus mascotas.

¿La única condición? Que el animal no constituya un riesgo para las personas y, en el caso de decantarse por un VTC, pagar un suplemento.

Además, los bozales que deben llevar los animales en espacios como el metro ya no serán cerrados, el diseño deberá garantizar la correcta respiración del perro.

Lo cierto es que se ha abierto una gran ventana para blindar los derechos de los animales.

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email