Añade el automasaje facial a tu rutina diaria con estas joyas de tocador

Cada joya tiene particularidades concretas según el material con el que está fabricada o la forma que tiene. Te dejamos esta pequeña selección de las más usadas

¿Habías oído hablar de las joyas de tocador? El contacto directo de estas piezas con la piel, a través del automasaje facial, pretende cuidarla y embellecerla.

Son una herramienta que, bien usada, se convierte en el complemento perfecto para la cosmética facial, con el que obtendrás grandes resultados.

Joyas de tocador

Por cómo están fabricadas en cuanto a forma y materiales, las joyas de tocador son objetos que perdurarán mucho en el tiempo.

Están pensadas como herramientas de estimulación creadas a partir de materiales nobles y sostenibles que mejoran el aspecto y el tacto de nuestra cara. Materiales que tienen gran afinidad con la piel en general, y con la piel del rostro en particular, como son el bronce, el cuarzo rosa, la porcelana o la cerámica. 

Por ejemplo, esta última contiene silicio, un mineral importante en la resistencia del tejido cutáneo que, además permite que se convierta en un tratamiento muy relajante si lo utilizas con la joya de tocador en caliente. 

Joyas de tocador

El origen de la creación de las joyas de tocador se remonta a los talleres de artesanos chinos del siglo VII.

En aquella época se utilizaban estas joyas por las propiedades relajantes y protectoras que tienen cada una de las piedras con las que se fabricaban.

Las pulían y trabajaban siempre desde un ritmo lento y cuidado, de modo que esto se proyectara en la energía de cada una de las joyas.

Uno de los materiales más usados es el jade, una piedra preciosa que se utiliza en medicina oriental por sus múltiples beneficios y sus propiedades calmantes.

En la actualidad, su uso está enfocado a la prevención de falta de elasticidad y luminosidad del rostro, siempre que se usen de manera constante. 

Joyas de tocador

Cada una de ellas presenta particularidades concretas según el material con el que está hecha o la forma que tiene.

Te dejamos una pequeña selección de las joyas de tocador más usadas:

Gua Sha

Se trata de una piedra tallada con la que masajear el rostro y el cuello. 

Su origen proviene de la tradición china, usada comúnmente en una técnica de raspado facial que forma parte de todo un protocolo de prevención y cuidado de la piel. 

Por su forma, se amolda perfectamente a tu rostro, lo que ayuda a drenar la piel, mejorando su circulación y liberando posibles tensiones al activar el riego sanguíneo y la circulación.

Potenciamos sus efectos si usamos la Gua Sha con la cara bien limpia, y justo antes de ponernos la cosmética, ya que activaremos posteriormente los efectos de ésta. 

Con la constancia en su uso se consigue crear un efecto rejuvenecedor en la cara.

Las hay fabricadas en diferentes materias como en cuarzo rosa, en jade o en amatista.

Joyas de tocador

Roller

También conocido como rodillo facial, es la joya de tocador más común.

Mejora el aspecto y la salud de la piel porque ayuda a dar un aspecto firme al cutis, favoreciendo la circulación sanguínea, el drenaje linfático y la síntesis de colágeno, consiguiendo un aspecto glow en la piel.

Antes de usarlo, lo mejor es dejarlo enfriar antes unos 10 minutos en la nevera, de modo que aumentaremos el efecto anti-inflamatorio.

Lo ideal será que lo usemos después de destensar su musculatura con la Gua Sha, y justo al terminar de aplicar la cosmética habitual. 

Cuando la piel haya absorbido casi por completo el tratamiento, es momento de deslizar el roller en dirección descendente, desde la oreja hacia las clavículas para drenar primero, y en la dirección contraria para reafirmar después. 

Lo más común es que encuentres rollers fabricados en cuarzo rosa porque es uno de los cristales más puros y contiene iones que penetran muy bien en lo más profundo de las células, logrando aliviar la inflamación y reduciendo la hinchazón con su masaje.

Piedra de precisión

Esta joya de tocador es una herramienta que te permite masajear con una precisión milimétrica el contorno de ojos y labios. 

Trabaja el masaje facial en estas zonas a través de pequeños toquecitos para reducir líneas de expresión. Se enfoca en reducir las arruguitas que se marcan en los ojos, comúnmente conocidas como patas de gallo, y moviliza el tejido aumentando la producción de colágeno y elastina en la zona. 

Impulsa la circulación sanguínea consiguiendo descongestionar el contorno de ojos y reduciendo las bolsas, despejando con ello la mirada.

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email