Google y WWF se unen para desarrollar una revolucionaria plataforma que ayudará a la industria de la moda a reducir su impacto ambiental.

Tras el éxito de las pruebas, esta herramienta digital será transferida a la ONG global de materias primas textiles Textile Exchange, para garantizar su desarrollo

Herramienta digital para que las marcas conozcan su impacto

Google y WWF han desarrollado una herramienta digital que permitirá conocer a las marcas el impacto que tienen cuando compran y se abastecen de materias primas como tejidos y fibras.

La herramienta, conocida como The Global Fibre Impact Explorer (GFIE), se ha probado por primera vez en colaboración con la firma de lujo Stella McCartney.

La casa de moda, aprovechando acertadamente los resultados obtenidos en los tests, ha informado sobre su nueva estrategia de abastecimiento sostenible en Turquía en un ejercicio de total transparencia.

Herramienta digital para que las marcas conozcan su impacto

Tras el éxito de las pruebas, esta herramienta digital para que las marcas conozcan su impacto será transferida a la ONG global de materias primas textiles Textile Exchange, para garantizar su desarrollo continuo dando acceso a las principales marcas de moda.

Por el momento siete grupos globales, entre los que se encuentran Inditex, H&M, Bestseller (Jack&Jones, Only), Tentree y VF Corporation (Vans, The North Face o Timberland, entre otros), pondrán a prueba la trazabilidad de la plataforma con materiales reciclados con certificados GRS y RCS.

Los próximos pasos de la iniciativa serán la realización de las pruebas piloto para posteriormente comenzar el despliegue a nivel comercial. 

Para 2022 tienen la intención de ampliar el sistema de trazabilidad para cubrir las fibras de origen animal y de algodón orgánico o OCS.

Herramienta digital para que las marcas conozcan su impacto

La GFIE,  una solución basada en Google Cloud,  comenzó a desarrollarse en junio de 2019 con la intención de aportar datos ambientales transparentes que ayuden a la industria textil a elegir las mejores materias primas.

Por ejemplo, al hacer las pruebas entre las materias primas de Stella McCartney, se ha detectado que el algodón adquirido en la región de Buyuk Menderes, en el oeste de Turquía, se enfrenta a grandes riesgos hídricos y climáticos.

Un análisis adicional también ilustró que el área tiene un nivel de carbono en el suelo relativamente bajo, vinculado a una menor intensidad de biodiversidad y pérdida de suelo.

Esto significa que es necesario invertir en agricultura regenerativa para mejorar la gestión del agua y rehabilitar el suelo.

Herramienta digital para que las marcas conozcan su impacto

El GFIE evalúa el riesgo por fibra y región teniendo en cuenta datos de contaminación del aire, biodiversidad, clima y emisiones, uso y calidad del agua, y la silvicultura.

Con todos estos datos se proporciona a las marcas información comprensible de 20 fibras diferentes que les permitirá identificar los riesgos y tomar mejores decisiones.

Además, propone recomendaciones de actuación para cada caso, como hacer mejoras directas a los agricultores, productores, comunidades y paisajes circundantes.

Es la primera vez que esta amplitud de datos se combinan en una herramienta de evaluación de riesgos para la industria textil.

Como hemos comentado, a partir de ahora se encargará de velar por su desarrollo y propagación el mejor socio posible: Textile Exchange.

Para garantizar que sigue mejorando la herramienta y sea utilizable por marcas grandes y pequeñas, casas de lujo, firmas de ropa vaquera  o marcas de deportivas, también realizarán tests: las marcas Adidas, Allbirds, H&M Group y VF Corporation, entre otras.

Para aquellas marcas que quieran acceder a la plataforma, pueden registrarse en el siguiente enlace: globalfibreimpact.com

Comparte
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email