Existe una medusa inmortal

medusa inmortal

La inmortalidad o vida eterna es el concepto que supone la existencia indefinida o infinita que consigue superar la muerte. El deseo de los seres humanos por conseguir la inmortalidad a lo largo de la historia, independientemente de su cultura o religión ha sido motivo de buscar las famosas “fuentes de la vida eterna” desesperadamente. En la actualidad, sabemos que esto es imposible ¿no?, bueno, hay muchos animales en este planeta, igual alguno ha tenido más suerte.

Turritopsis dohrnii es un nombre que puede no sonar muy familiar, pero si te digo que se trata de una medusa inmortal, igual te suena más fascinante. Uno de los seres vivos más extraordinarios del planeta, una pequeña especie de medusa de unos pocos centímetros que se distribuye desde el mar Mediterráneo hasta las aguas de Japón. En este artículo, exploraremos la capacidad de este animal de revertir su edad adulta a una sexualmente inmadura para volver a empezar infinitas veces.

medusa inmortal

Empecemos por el principio, ¿cómo se forma una medusa?

Las medusas son singulares por tener un ciclo vital inusual en el reino animal, estos animales pertenecen a una clase de fauna marina conocida como hidrozoo, esta familia se caracteriza por una alternancia de generaciones, es decir, una generación será sexual y la siguiente será asexual, después vendrá otra sexual y así sucesivamente. 

Antes de seguir debemos preguntarnos: ¿Las medusas tienen género?

Sí, las medusas pueden ser machos o hembras, como en muchas otras especies, los espermatozoides de los machos fecundan los óvulos de las hembras formando cigotos que crecerán en forma de una larva tal y como podría ocurrir en mamíferos, aves, reptiles o peces. 

Estas larvas comienzan su vida, son totalmente independientes, libres hasta que se adhieren o anclan en el fondo marino, una vez estén fijas, empiezan a crecer formando un pólipo, durante esta fase, sólo se encargará de alimentarse y crecer. 

Cuando los pólipos alzancan un tamaño considerable, comienza el proceso de división, mediante una serie de cortes transversales del propio pólipo se formarán medusas individuales con vida propia.

Estos pequeños “cortes” irán creciendo y transformándose hasta convertirse en medusas adultas con gónadas en las que se formarán los óvulos o los espermatozoides. 

Las medusas pertenecen a una categoría llamada cnidarios al igual que los corales o las anémonas y todos se caracterizan por vivir en el medio acuático, ya sea en agua dulce o salada.

¿Es igual es todos los casos?

No todas las especies de medusas se reproducen de la misma forma, existen medusas hermafroditas, en este caso, liberarán de forma indistinta tanto óvulos como espermatozoides al agua y se producirá la fecundación.

Ahora que ya sabemos cómo se forma una medusa, vamos a comentar algo más sobre nuestra protagonista, T. dohrnii también empieza su vida como una minúscula larva que luchará contra la marea por anclarse en el lecho marino y formar un pólipo. 

Este pólipo se ramificará y crecerá formando pequeñas medusas que serán clones genéticamente idénticos que continuarán su vida nadando libremente hasta alcanzar la madurez sexual, hasta aquí todo puede parecer muy normal, un ciclo de cualquier medusa. 

Durante su edad madura, las Turritopsis dohrnii se convierten en eficaces cazadoras de otras medusas de las que se alimentan.

Llega el momento de retar a la muerte

Cuando una medusa Turritopsis dohrnii sufre algún tipo de daño, tensión medioambiental, agresión física, enfermedad o envejece, es capaz de revertir su crecimiento volviendo a la etapa de pólipo anclado en el lecho marino y formando una nueva colonia de medusas. 

Esto es posible gracias a un proceso de desarrollo celular llamado transdiferenciación, el cual altera el estado diferenciado y las transforma en nuevos tipos de células.

medusa inmortal

¿Cuántas veces pueden hacer esto?

La teoría y los últimos estudios realizados revelan que pueden realizarlo indefinidamente haciendo que la medusa sea biologicamente inmortal. No obstante, pueden sucumbir ante depredadores o ser pescadas y sacadas al exterior que imposibilitaría su capacidad de inmortalidad adquirida tras millones de años de evolución. 

¿Existe alguna otra especie inmortal?

En el reino animal, existen otras especies que podrían considerarse inmortales como “las hidras” Hydra, invertebrados de agua dulce que mantienen la capacidad de regenerarse eternamente gracias a su potente población de células madre. Sin embargo, Turritopsis dohrnii es el único animal capaz de volver atrás en el tiempo, es decir, pasar de un estado adulto y capaz de reproducirse de manera sexual a uno anterior como pólipo y reproducción asexual. 

medusa inmortal
Analizar la increíble capacidad de regeneración de Turritopsis dohrnii podría desvelar las claves para entender las enfermedades de la vejez, la Universidad de Oviedo participa de forma pionera en el estudio de esta peculiar especie. Los científicos que participan en el proyecto confían en que los resultados de estas investigaciones puedan contribuir a encontrar herramientas para retrasar la aparición de dichas enfermedades.

Otro campo en el que podría tener una repercusión muy beneficiosa es en la medicina regenerativa, no obstante, antes de sacar conclusiones precipitadas, no debemos olvidar que la biología de una medusa y la de un ser humano son muy diferentes. Los próximos pasos en la investigación de estos animales se basan en analizar el papel de algunos de estos genes que intervienen en el proceso de reversión y, ¿quién sabe? A lo mejor esta medusa nos puede acercar un paso más hacia la vida eterna. 

Las medusas son animales fundamentales en el ecosistema marino, cumplen un papel muy específico controlando poblaciones de algunas variedades de peces de las que se alimentan y equilibran la cantidad de zooplancton de los mares evitando su excesiva proliferación. Además, participan en la cadena trófica, son el alimento de otras especies como las tortugas marinas. 

medusa inmortal

Es responsabilidad de todos el mantener a estos hermosos y primitivos animales en nuestros océanos, evitemos la pesca innecesaria de las medusas, el sacarlas del agua sólo por diversión que desgraciadamente tantas veces me ha tocado presenciar en las playas españolas. 

La cooperación de todos los ciudadanos y los esfuerzos de conservación del ecosistema siguen siendo cruciales para garantizar la supervivencia de estos animales ya que ningún animal se libra de los efectos devastadores del ser humano, ni siquiera un animal que ha evolucionado millones de años para conseguir la inmortalidad.

Tomás Palomares 

El veterinario de animales salvajes

@tomijunglevet

Comparte