La relación entre ejercicio físico y cuidado de la piel: el mejor skincare pre y post entreno en 3 pasos

ejercicio físico y el cuidado de la piel

¿Has escuchado alguna vez eso de que hacer deporte mejora y desintoxica la piel? Los múltiples beneficios que tiene el deporte son evidentes, beneficios en todo nuestro organismo: nos relaja, nos hace más felices, nos da energía y fortalece nuestro sistema inmune.

Y también hace que tu piel sea más bonita. ¿Cómo? Te lo contamos.

ejercicio físico y piel[Foto de Pixabay en Pexels]

Mejora la circulación sanguínea

El ejercicio mejora la circulación sanguínea, y esto es clave para mantener la piel sana y radiante porque la sangre transporta los nutrientes esenciales hasta la dermis. Por supuesto, el ejercicio físico facilita la eliminación de las toxinas y las células muertas de la piel.

Disminuye la aparición de acné

El estrés tiene un impacto negativo en nuestra piel porque aumenta la producción de hormonas como el cortisol cuya subida supone inflamación, y esto se traduce en acné. Pues si hacer deporte de manera regular reduce el estrés, también disminuye la aparición de esos molestos granitos.

Mejora la elasticidad de la piel

La elasticidad de la piel es la responsable de prevenir la aparición de arrugas y líneas de expresión, y el ejercicio físico ayuda a mejorarla estimulando la aparición de colágeno.

ejercicio y piel[Foto de Angela Roma en Pexels]

Protege tu piel al hacer deporte ¡siempre!

Es importante tener en cuenta que el ejercicio también puede afectar la piel de manera negativa si no se toman medidas adecuadas para protegerla. 

Sin ir más lejos, el sudor puede obstruir los poros de ciertas zonas de nuestra cara, y también ten en cuenta que el roce repetitivo con la ropa durante el ejercicio irrita la piel. Por lo tanto, es importante que la limpies adecuadamente después del ejercicio, utiliza productos de cuidado de la piel adecuados para proteger la piel durante y después del ejercicio.

piel limpia[Foto de Karolina Grabowska en Pexels]

En The Reason Behind te ponemos un poco más fácil cuidar de tu piel cuando haces ejercicio, tanto antes como después, y lo hacemos con una rutina de 3 pasos para antes de hacer deporte y otra también de 3 pasos para después.

Antes de hacer deporte

  1. Limpieza 

Es muy importante limpiar tu piel antes de hacer ejercicio para eliminar cualquier suciedad o resto de maquillaje. Usa un limpiador en formato leche o agua micelar y retíralo utilizando un disco desmaquillante de algodón o una muselina con agua tibia. Después, enjuágate bien la cara para retirar todo.

2. Tónico

Después de limpiar la piel, aplica un tónico para equilibrar su pH y cerrar bien los poros. Además, un buen tónico ayuda a refrescar y dar vitalidad a tu piel, un punto extra para un buen entrenamiento.

3. Protección solar

Imprescindible. Sí, es importante usar protector solar todos los días, incluso si vas a hacer deporte en interior. No solo porque la luz del sol puede dañar la piel y aumentar el riesgo de melanoma, también los focos de los interiores de los gimnasios aumentan el envejecimiento cutáneo. Aplica un protector solar con un SPF 50 antes de comenzar tu ejercicio.

deporte y piel[Foto de Andrea Piacquadio de Pexels]

Después de hacer deporte

  1. Limpieza

Suponemos que te habrás dado cuenta que limpiar la piel es clave. Y es que limpiarla bien después del ejercicio elimina la suciedad, el sudor y otros residuos que pueden haberse acumulado durante el entrenamiento. 

En este caso, para el post training puedes usar un limpiador en gel o jabón facial y así . asegúrate de que la piel queda absolutamente limpia.

2. Agua Termal

El agua termal tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la hinchazón y la rojez de la piel. También repara la piel dañada y estimula la regeneración celular, además de aliviar la tensión en la piel y proporcionar una sensación de relajación y bienestar. Justo lo que necesitas al terminar tu sesión de deporte.

3. Hidratación

Es importante hidratar tu piel después del ejercicio para ayudar a restaurar su jugosidad y suavizarla. Puedes usar tanto crema hidratante como una loción pero asegúrate de elegir un producto que se adapte a tu tipo de piel y a tus necesidades específicas.

piel hidratada

En definitiva, la relación entre ejercicio físico y el cuidado de la piel es muy positiva: repara daños, mejora la apariencia y favorece su salud en general.

Redacción The Reason Behind

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email