Conectando la Naturaleza con el Diseño de Interiores: Creando Espacios Sostenibles y Fascinantes

Conectando la Naturaleza

El viaje por el diseño de interiores

¡Bienvenidos a un viaje emocionante donde el diseño de interiores se encuentra con la maravillosa naturaleza! En un futuro cercano, ¡más de dos tercios de las personas vivirán en ciudades! Pero no te preocupes, porque estamos tomando medidas para enfrentar la crisis climática y crear un mundo sostenible.

Con más de dos tercios de la población mundial proyectada para residir en áreas urbanas para el año 2050, abordar la crisis climática se ha convertido en una prioridad global apremiante. A medida que los gobiernos de todo el mundo toman medidas para mitigar el cambio climático, es crucial comprender e implementar tecnologías que faciliten el desarrollo sostenible y ecológicamente responsable.

Un diseño de interiores que proteja el planeta

¿Sabías que en el diseño de interiores también podemos ayudar a proteger el planeta? ¡Así es! Existen dos tipos de carbono que debemos tener en cuenta: el carbono incorporado y el carbono operativo. El carbono incorporado está relacionado con las emisiones de CO2 durante la producción y construcción de un espacio, mientras que el carbono operativo se refiere a la energía que utilizamos en nuestro día a día.

Pero aquí viene lo emocionante: ¡podemos reducir el impacto del carbono incorporado y operativo mientras creamos espacios hermosos y acogedores! Una tendencia increíble en el diseño de interiores es el enfoque biófilo. ¿Qué significa eso? Significa que nos inspiramos en la naturaleza y la traemos a nuestros hogares y lugares de trabajo. Ya hemos tratado de ello en otros artículos pero déjame que te guie de nuevo en este apasionante mundo de la reconexión con la naturaleza:

Imagina un hogar donde las paredes están hechas de madera certificada, proveniente de bosques gestionados de forma sostenible. Estos materiales no solo ayudan a reducir el carbono incorporado, sino que también agregan un toque natural y cálido a los espacios. Además, podemos utilizar materiales reciclados y reutilizados para reducir aún más nuestro impacto ambiental.

[Foto de la página de Pexels]

Como influye otros factores

La iluminación es otro aspecto clave. Podemos optar por luces LED de bajo consumo energético, que no solo duran más tiempo, sino que también reducen la cantidad de energía necesaria para iluminar nuestros espacios (hablaremos de ello en el siguiente blog del mes siguiente). Además, aprovechar al máximo la luz natural a través de grandes ventanas y claraboyas puede disminuir nuestra dependencia de la iluminación artificial durante el día.

En cuanto al carbono operativo, existen muchas formas en las que podemos reducir nuestro consumo de energía diario. Por ejemplo, podemos utilizar termostatos inteligentes que ajusten automáticamente la temperatura según nuestras necesidades, lo que nos permite ahorrar energía en calefacción y refrigeración. También podemos optar por electrodomésticos energéticamente eficientes, como refrigeradores y lavadoras de bajo consumo.

Pero no solo se trata de reducir el carbono, también podemos aprovechar fuentes de energía renovable para alimentar nuestros hogares. Instalar paneles solares en los techos o utilizar sistemas de energía eólica nos permite generar nuestra propia electricidad limpia y reducir nuestra huella de carbono.

Además, es importante considerar el carbono embebido residual. Este carbono es el que queda después de que un edificio llega al final de su vida útil. En lugar de descartar los materiales de construcción, podemos reutilizarlos o reciclarlos, evitando así futuros impactos en la construcción de nuevos edificios. Por ejemplo, podemos rehabilitar el edificio o reciclar sus materiales para crear nuevos espacios.

[Foto de la página de Pexels]

Y también puede influir las plantas

Por último, no podemos olvidar la importancia de las plantas en el diseño de interiores. Las plantas no solo agregan belleza y frescura a nuestros espacios, sino que también ayudan a purificar el aire al absorber el dióxido de carbono y liberar oxígeno. Además, podemos utilizar técnicas de jardinería vertical para aprovechar al máximo el espacio y crear paredes verdes impresionantes.

En resumen, el diseño de interiores y la naturaleza pueden ir de la mano para crear espacios hermosos, funcionales y sostenibles. Al reducir el carbono incorporado, operativo y aprovechar el carbono embebido residual, estamos dando pasos importantes para proteger el medio ambiente y garantizar un futuro mejor para todos.

¡Así que animémonos a explorar el fascinante mundo del diseño de interiores y la naturaleza, y juntos construyamos un mundo más verde y lleno de armonía!

¡Hasta la próxima aventura de diseño verde!

Nuria Muñoz

Experta en diseño de bienestar y diseñadora de interiores

Fundadora de Habitarmonia