¿Cómo cuidas tu barba? 4 consejos para mantenerla siempre a punto

Más largas, más cortas, más tupidas o más estilosas. Eso sí, siempre bien cuidada, recortada y perfilada, la barba se ha convertido en una verdadera revolución en lo que a belleza, moda y estética se refiere.

Cuidado de la barba

El cuidado de la barba se ha convertido en una verdadera revolución en cuanto a belleza, moda y estética masculina se refiere.

 En los últimos años hemos asistido a la tendencia de llevar la barba especialmente larga. Sin embargo, últimamente vivimos un cambio de estilo encaminado a una barba de unos 3 o 4 mm de larga como mucho, o incluso no llevar. 

Eso sí, quienes mantienen el estilo de barba larga, que son muchos, lo hacen siempre bien cuidada, recortada y perfilada. 

Gracias a esta tendencia, las barberías se han convertido en salones descubiertos al mundo como sitios de autocuidado, mostrando el mantenimiento de la barba y bigote como un servicio de relajación y casi desconexión para sus clientes. 

Un tiempo en el que invertir para el cuidado de la barba y de su estilo.

Cuidado de la barba

Entrando de lleno en sus cuidados, después de un tiempo lógico para su crecimiento viene arreglarla y mantenerla para conservar la barba con un aspecto elegante y con estilo propio sin pasar por la barbería a diario, lo que parece una tarea complicada pero nada más lejos de la realidad.

El tiempo que pasa entre una visita a la barbería y la siguiente depende principalmente del tipo y la longitud, ya que en barbas cortas el crecimiento del pelo se nota mucho más que en barbas más largas, por tanto, la visita será más regular.

Cuidado de la barba 

Desde The Reason Behind te dejamos esta sencilla guía para el cuidado de la barba, logrando con ello tenerla siempre a punto:

Lavar

El primer paso, y más importante, es lavar la barba con un jabón específico según sea el tipo de piel. 

El objetivo es limpiar tanto la propia barba como la piel, así retiraremos toda la suciedad que se hayan podido acumular a lo largo del día. 

Además, el propio crecimiento del pelo puede producir descamación y picores en la piel, se trata de una reacción natural, por eso al lavar la barba eliminamos estos restos de piel.

Lo ideal es usar el jabón con agua tibia y realizar un masaje suave sobre el pelo. Un consejo: aplica el jabón siempre de manera descendente para evitar enredos que harán que el pelo se rompa al cepillar la barba posteriormente.

Como ejemplo de algunos jabones que puedes introducir en la rutina de cuidado de tu barba, te proponemos la línea Gentleman de Your nice things, una marca de cosmética natural que elabora artesanalmente jabones para barba fabricados con ingredientes naturales, veganos y libre de tóxicos.

Cuidado de la barba

También Lasenti Pensante crea jabones especialmente hechos para limpiar el pelo y la piel de la cara hechos con aceite de oliva, argán y jojoba, en formato pastilla y de textura cremosa.

Cuidado de la barba

Es muy importante el aclarado para que no queden restos de jabón que, al secarse, puedan irritarte la piel. Enjuágala con abundante agua.

Y utiliza una toalla para secarla y eliminar toda la humedad. Si lo necesitas, puedes optimizar el secado pasando un secador a temperatura media.

Hidratar

Es el paso más importante del cuidado. 

Utiliza un buen aceite o bálsamo unos tres días por semana como mínimo, aplicándolo sobre la palma de la mano y masajeando desde la piel hasta las puntas para que quede completamente hidratada y sea más sencillo peinarla. 

El aceite Bandit oil de Vidalforce es una gran opción. Está elaborado a partir de 8 aceites 100% naturales y 73% ecológicos como la rosa mosqueta, argán, jojoba, almendras dulces o aguacate entre otros, que combinados entre sí alivian la irritación de la piel de esta zona.

En está línea de aceites para barba de máxima calidad y 100% naturales encontramos también el aceite de Alme Organic. Está hecho con aceite puro de almendras, aceite esencial de cedro de la variedad atlantics y aceite esencial de naranja. Se hace a mano en el taller de la marca en Zaragoza, y en pequeños lotes para conseguir una máxima calidad en el producto. 


Si prefieres la hidratación en bálsamo, el Herbal de la marca de cosmética natural Karü cuida, repara e hidrata la barba. Es natural y vegano, y está hecho con aceite de almendras dulces, aceites esenciales de romero, ciprés, cedro y geranio de Egipto junto a manteca de karité y cera de bayas. 

La mejor manera de aplicar estos productos es con un peine de púas anchas.

Ambos productos, aceite y bálsamo, cumplen la misma función, su uso depende más de los gustos de cada persona. Solo se debe tener en cuenta que se trate de un cosmético facial no comedogénico, es decir, que esté formulado para evitar el exceso de producción de grasa y para no obstruir los poros

Importante: debe hacerse con la barca bien seca, ya que si queda agua, ésta no permitirá que el aceite penetre en la piel y estaremos desperdiciando producto. También se debe controlar bien que la cantidad de aceite sea la adecuada, porque usado en exceso no solo no aumentará la hidratación, sino que dará un aspecto aceitoso pareciendo sucia.

Por norma general para barbas cortas es ideal aplicar 4 o 5 gotas, y para barbas más largas unas 8 o 9 gotas de aceite. 

Arreglar

Para quitar los pelos que crecen fuera de la delimitación de la barba, especialmente en cuello y pómulos, lo mejor es pedir consejo al barbero al que acudimos habitualmente, y seguir las instrucciones que nos dé, teniendo siempre especial cuidado.

Pero te dejamos unos consejos que se pueden aplicar de manera general.

Para los pómulos, lo ideal es que sus líneas sean lo más naturales posibles, manteniendo el nacimiento natural del pelo. 

Primero, procura que la zona afeitada no sea muy grande, así se verá combinado una barba arreglada con un aspecto muy natural. Y segundo, únicamente hay que afeitar hasta la línea que nos ha marcado el barbero, por lo que es recomendable utilizar una cuchilla de afeitar de una sola hoja para facilitar la precisión. 

De lo contrario, corres el riesgo de ir bajando la línea de cada lateral de la cara poco a poco para igualar ambos lados, y quedarte sin barba.

Para el cuello igual, nunca pasaremos de la línea que nos ha marcado el barbero al arreglar la barba, utilizando también una cuchilla de una sola hoja para ser precisos y no subir la línea. 

Uno de los errores más comunes es tensar en exceso la piel del cuello, de manera que al soltarla de nuevo perdemos la línea, por eso evita hacerlo de esta manera e intenta apurar el afeitado con la piel sin tensar.


En este caso, de las mejores inversiones que puedes hacer es buscar una buena maquinilla de afeitar clásica de una sola hoja porque el afeitado es mucho más apurado que con las cuchillas desechables y se limpia muy fácilmente. 

También reducen notablemente los residuos plásticos que provocan las cuchillas de un solo uso y además ahorras dinero, solo tienes que comprar la cuchilla y son para toda la vida.

Fijar

Este paso depende de la longitud que tenga la barba y, por supuesto, de gustos. 

Hay varias formas de conseguir una fijación adecuada. Por un lado, la propia hidratación con bálsamos o aceites de la que hablábamos antes consiguen una fijación leve o media, especialmente si el producto es un poco más denso suele ser suficiente en el día a día.

Pero para ocasiones en las que se requiere una fijación mayor, el uso de cera es lo ideal. Dará un mayor control sobre la barba, especialmente en los pelos que tienden a quedar desparejados o sueltos. 

Un ejemplo de una cera ecológica hecha con cera orgánica de abeja, aceite orgánico de jojoba y de aguacate, y aceite de semilla de brócoli también orgánico es Bart Liebe de la firma cosmética Stadt biene wien

Siguiendo estos sencillos pasos es posible cuidar y mantener la barba, sea del tipo y tamaño que sea, siempre a punto y fiel al estilo estético y personal de cada uno.

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email