Con la sostenibilidad del planeta en juego, los cables orgánicos de Anker son una gran solución

Anker

Según DataReportal, la empresa que analiza todos los datos que necesitas para entender el uso digital en el mundo, alrededor de un 60% de la población mundial utiliza un smartphone. De hecho, es muy probable que estés leyendo esto desde un smartphone, por lo tanto sabes que todos necesitamos cargar la batería de nuestros dispositivos móviles diariamente. Pero, ¿alguna vez te has planteado cómo afectan estos cables al medio ambiente?

Cada año se utilizan 622 millones de cables USB en todo el mundo, y se necesitan alrededor de 43.000 toneladas de petróleo y 9.000 toneladas de plástico para fabricarlos.

Cuando la creación de algo tan cotidiano supone un problema tan grande para la sostenibilidad de nuestro ecosistema, tenemos que empezar a plantearnos cómo podemos cambiarlo para mejorarlo. Sí, los smartphones se han convertido en una parte imprescindible de nuestras vidas, y los cables de carga vienen de la mano. 

Por eso, en The Reason Behind hemos decidido hablarte de Anker, una empresa que lucha activamente contra este problema a través de sus nuevos cables de origen vegetal que reducen el uso de plásticos, sin perder durabilidad. Pero primero, te ponemos en situación.

cable anker

Debes saber que Anker es líder a nivel global en tecnologías de carga rápida. Por ejemplo, en 2018, revolucionó la industria presentando el primer cargador móvil con tecnología de nitruro de galio. Anker continúa innovando con nuevos cargadores para todos los dispositivos móviles como cargadores de pared que son solares e inalámbricos, cargadores para coche, powerbanks y estaciones de energía.

Pero lo más importante para nosotros y la sostenibilidad del planeta es que Anker presentó en septiembre la nueva serie de cables de carga USB-C con su nuevo logotipo “Anker Eco Product”. Como te hemos dicho antes, este producto reduce el uso de plásticos basados en petróleo, ya que su cobertura exterior de origen orgánico se ha creado de forma sostenible usando materiales vegetales como el maíz o la caña de azúcar.

Estas características también son compatibles con la durabilidad, ya que los cables orgánicos de Anker son capaces de resistir hasta 20.000 pliegues en perfecto estado. Resisten igual o más que cualquier otra versión, algo muy importante para mantener este producto fuera de los vertederos, pudiendo así eliminar el e-waste.

cargador anker

De esta forma, Anker manifiesta su compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad del planeta.

Estos cables orgánicos son solamente el primer paso, estamos emocionados por llevar esta eco-innovación tanto a nuestra compañía como al resto de la industria de la electrónica de consumo en general. Como líderes globales en carga móvil, es nuestra responsabilidad explorar nuevas vías para reducir el impacto medioambiental que tienen nuestros productos y embalajes

Steven Yang, CEO de Anker Innovations

El embalaje también es un elemento importante para la empresa, que se ha comprometido a mejorar el empaquetado de sus productos. Los nuevos cables orgánicos de Anker cuentan con un embalaje que utiliza un 99% menos de plástico, además de que su bandeja interior está fabricada con pulpa. El papel es 100% reciclable y está impreso con tinta de soja.

Anker

Existen dos modelos, de 1 y 2 metros. También puedes elegir entre una selección de colores variados, diseñados para combinar con la última línea de accesorios de Anker, entre las que se incluye el cargador de 30W Anker Nano 3. 

Únete a la iniciativa de Anker, una de las empresas que mejor lo está haciendo en la lucha por la sostenibilidad.

Redacción The Reason Behind

Comparte
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email